Me sobran motivos: Valentino HC 2013

Son días grises, de periódicos manchados y noticias que son pellizcos en el estómago. El peor de los tiempos, según los realistas.

Es momento de tijeretazos que nada tienen que ver con los que dan las patronistas en los ateliers de las casas de Alta Costura. Esos, a diferencia de los otros, son precisos, justos y admirables.Sin embargo, es justo ahora cuando más necesitamos soñar, disfrutar de las cosas bonitas de la vida (que todavía quedan). La Alta Costura es una de ellas. Y ahora, si quieren, llámenme frívola.

El desfile de Valentino ha conseguido recordarnos que la Alta Costura, a pesar de la tormenta, sigue viva.

He hecho una lista (otra más) esta vez buena.

 

Me sobran motivos para… amar el desfile de Valentino Alta Costura

1.  Alta Costura
Las petits mains del taller de Valentino en Roma saben bien que la Alta Costura consiste en un trabajo minucioso, preciso, delicado. Saben bien que la Alta Costura es pefección. Lo saben y la alcanzan.
Vestidos carísimos sí, pero sobre todo, costosos.
2. Materiales
La excelencia también en los materiales utilizados.  Seda, guipur, organza, shantung, bordados en plata, chantilly… Que no falte de nada. Auténticas maravillas.
3. Delicadeza sin cursilería. Es posible
Es una colección muy femenina, delicada y que rebosa romanticismo. Sin embargo, no resulta cursi. No caen en el tópico fácil aunque sus diseños sean dignos de una princesa. Romanticismo sin ñoñería. Difícil pero Valentino lo hace posible.
4. Misteriosas
Un halo de misterio rodea las ninfas de Valentino. Son frágiles pero a la vez seguras. Su aspecto inocente oculta cierta provocación cuando muestran su piel nívea con transparencias estratégicamente situadas
5. El jardín Valentino
La naturaleza, los jardines inspiran esta colección. Valentino no se conforma con las flores y plantas, también se vale de las verjas de hierro forjado que limitan algunos jardines. Lo inquietante que resulta un jardín de noche, cerrado y en silencio, con las sombras de las verjas proyectadas sobre las plantas.
6. Flores y pájaros
La fauna representada por bonitos pájaros bordados en plata que vuelan al anochecer buscando cobijo. Estampado inspirado en los venecianos con flores multicolores, flores diminutas rematadas en strass o flores 3D que las petit mains consiguen que parezcan recién cortadas. Las flores de Valentino son las más bonitas del jardín
7. Minimalismo
Entre tanta filigrana también tiene cabida la simplicidad de algunos vestidos. Pureza de líneas y cortes
8. Rojo Valentino
No podía faltar. Es la marca de la casa. Unas pinceladas de rojo Valentino.
9. Respect
Es complicado pero Maria Grazia Chiuri y Pierpaolo Piccioli, al frente de Valentino, están consiguiendo actualizar la firma respetando el legado de Valentino. Van por buen camino, han recibido la bendición del “emperador de la moda” en forma de abrazo al final del desfile. Pulgar hacia arriba.
10. “La sprezzatura”
La sprezzatura es un término italiano cuyo significado es conseguir que lo difícil parezca fácil. El arte de la gracia.
En la nota de prensa apuntan, por ejemplo, las 850 horas de trabajo artesanal invertidas en una chaqueta y falda bordadas o las 600 de un vestido de organza. Sin embargo, todo parece tan liviano, ligero y natural.
La Alta Costura de Valentino es un buen ejemplo de sprezzatura

Leave a Reply

Your email address will not be published.