Siemprevivas: Diario de New York (V)

 

En Nueva York no puedes despistarte, lo saben bien aquellos que trabajan entre sus calles. O miras hacia delante o te estrellas. 
Los de aquí han aprendido a esquivar a los turistas, por donde deben subir a la acera, a no pisar cuando llueve las placas doradas del suelo de la séptima avenida  o por qué calle meterse para no esperar el semáforo en rojo.
Miran hacia delante y no se detienen, saltan, se agachan, pasan a través de andamios y se escurren entre la multitud sin ni si quiera tocar a los demás.
El que se cae, es turista.
Esta semana se podía percibir en el ambiente el caos de los últimos días, es la semana en que se presentan las colecciones Prefall 2013 en todo el mundo y en J.Mendel es la colección más grande de la temporada. En la Fashion Avenue  los  comercios preparan la comida más rápido de lo normal, las tiendas de tejidos y accesorios funcionan a todo gas y en el trabajo hacen turnos por la noche de hasta 24 horas.
En nuestro departamento suenan versiones de villancicos de Michael Buble, Elvis o Maria Carey, haciendo que nuestras caras, a pesar del agotamiento, sonrían al escuchar melodías navideñas que anuncian las esperadísimas vacaciones. (Música: click!)
Un día subo al piso 28 del Empire State Building a un importante showroom italiano. Cinco hombres vestidos de uniforme granate te dan la bienvenida: Welcome to the Empire State Building (por si no me había dado cuenta).

Entro por la puerta de las oficinas y, tras cruzar, uno de los pasillos con paredes y suelo cubiertos de mármol, y sus lámparas y carpinterías al estilo Art Decó me dirijo al mostrador en el que debo pasar un control. Me piden el DNI, me fotografían y me dan un pase con el que podré cruzar las puertas rotatorias que dan al ascensor. En el piso 28 el showroom con las mejores vistas de la ciudad.
De nuevo, desde el lower east side (Joe’s Pub) se oye a la americana Rachael Yamagata tocar el piano y cantar su nuevo álbum . (Música, click!)

Una tarde me acerco a BookMarc la librería que Marc Jacobs abrió hace un par años enfrente de la famosa pastelería de Magnolia’s Bakery.
La sorpresa fue encontrarme con la directora creativa de Vogue América, Grace Coddington, que estaba firmando su último libro (Nota de Lady Grett, llegado este punto: !!!!. Pues eso.)I have to thank you everyone for coming, but I’m too old and my wrist starts to creak. Seria y sobria, con esas palabras se despedía la que en su día fue modelo de fotógrafos como Steven Klein, Bruce Webber o Annie Leibovitz.

Esta misma semana se estrenó el nuevo documental de la HBO In Vogue: the editor’s eye. Simplemente maravilloso.

Cruzar a Brooklyn para ir a la Christmas Party que amigos de amigos organizaban, compras navideñas, lluvia, niebla o un brunch de domingo en Café Select bajo la navidad de un techo plagado de luces y bolas de colores con una amiga valenciana que lleva aquí un par de años trabajando como estilista de importantes revistas.

 
Ya hace un mes que estoy aquí, he conocido a gente maravillosa, escuchado canciones en los lugares más apasionantes de la ciudad, he visto como se preparan para las Navidades , visitado lugares increíbles, he tropezado y resbalado un millón de veces…
Sí, el que se cae es turista… y yo he caído en la ciudad más apasionante del planeta

Leave a Reply

Your email address will not be published.